lunes, 27 de octubre de 2008

El día solidario de las empresas

Mi amigo Antonio Mateo me invitó a compartir con su equipo el día solidario de las empresas en Madrid. Nos "tocó" ir a la Residencia de Ancianos "La Purísima". Fueron momentos maravillosos, útiles para tomar perspectiva y distancia de tantas cosas nimias que cada día ocupan la portada de los periódicos.
Ramona, esa mujer que ha quedado pequeña a sus 97 años, cargando consigo su experiencia, sus recuerdos, sus alegrías, su nostalgia por la muerte de su gran amor... Ramona nunca sabrá que me dio una lección de empresa improbable para ella que se confesó "casi analfabeta"
Hablar de gestionar el tiempo, de ser eficaz, toma otro matiz cuando uno se encuentra cara a cara con un futuro, con una realidad que para muchos es un hoy que no quieren abrazar. Ramona fue relatando su vida, sus ganas y mostrándome que dedicar tiempo a quienes más amo, compartir con los que necesitan, disfrutar la vida en SUPERLATIVO, es lo que queda cuando se ha vivido tanto. De su trabajo rescató que vino a verla su patrona para regalarle cosas... porque yo me porté bien y ella lo hace conmigo.
Ramona me enseñó que la vida debe ser un equilibrio, que el trabajo nos tiene que dejar relaciones fuertes, que las prioridades deben estar claras cuanto antes... y que en la recta final del camino lo que queda es lo que di.
Gracias Ramona. Gracias Amateo por llevarme de la mano en esta experiencia
Marita Abraham

2 comentarios:

antonio mateo dijo...

Gracias a ti Marita, ratos como estos son los que de verdad merecen la pena y un orgullo ver a todos dando todo lo que teniamos, cada uno busco a una persona y cada uno se llevo como regalo una historia, llena de sentimiento, de experiencia, de nostalgia, de sabiduria,... ¡¡de vida!!

chilo dijo...

Marita, un verdadero placer conocerte finalmente en persona. Antonio me había hablado de ti pero me sorprendió la energía que emanas.
Una experiencia plena en la que descubrimos los secretos que puede encerrar lo más cercano.
Fantástico día, fantástico equipo... fantástica experiencia.